La Prevención es el mejor tratamiento para la hiperactividad y el déficit de atención

Actualmente, en España se habla de una prevalencia del 5% al 8% de niños que padecen del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Estas cifras son discutibles debido a la diversidad de enfoques, diagnósticos y de las posibilidades de tratamiento.

Es evidente que la hiperactividad y el déficit de atención son una realidad, pero el fenómeno actual a destacar es la psicopatologización de la conducta del niño asociada a una serie de diagnósticos que conllevana tratamientos preferencialmente farmacológicos.

Teniendo en cuenta que la infancia es una etapa única en el desarrollo del niño, para la construcción de su propia subjetividad y por supuesto, del desarrollo del sistema cerebral:

¿Es aceptable como única alternativa el uso de psico-estimulantes para el tratamiento del déficit atencional e hiperactividad?

En la sociedad actual hay una tendencia a seguir una lógica inmediatista para tratar estos síntomas, lo que termina repercutiendo muchas veces en estigmatizar a los niños, evitando pensar acerca de sus verdaderas necesidades y su potencial desarrollo.

Hay que tener en cuenta que el niño es un ser que se construye en la relación con el otro. Y en esa relación se conjuga lo cognitivo, lo emocional y lo social. Donde se unen la memoria, las percepción de sí mismo y del otro,las experiencias, y por lo tanto, los estímulos percibidos que proporcionan una motivación, o no, para aprender, resolver problemas, planificar, organizar, enfrentar y actuar en la vida cotidiana.

Siguiendo estas premisas, consideramos que un tratamiento grupal sería la buena vía para abordar las habilidades cognitivas, emocionales y/o sociales afectadas en los casos de déficit de atención e hiperactividad.

El grupo terapéutico creativo a través de la experiencia del encuentro y de la realización actividades auto- expresivas y creativas identifica y potencia habilidades que contribuyen al proceso de organización, autorregulación, motivación, imaginación, fluidez mental, autoestima, desarrollo de habilidades cognitivas y motoras que a su vez estimulan la interacción y la convivencia social.

Graciela Vargas , Terapeuta Ocupacional Experta en Creatividad

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!